No sólo es dolor de espalda. De qué hablamos cuando hablamos de quiropráctica integral.

Quiropractica integral
Te levantas por la mañana con la garganta seca y tomas un poco de agua. Luego vas al baño, te metes a la regadera para tomar una ducha rápida, te lavas los dientes y en un dos por tres ya estás sentado tomando un desayuno improvisado en la cocina. Entonces, de manera muy sutil y casi desapercibida comienzas a sentir “algo” en la parte baja de tu espalda, como si “alguien” estuviera ejerciendo presión. No le das importancia y terminas tu rutina matutina para luego empezar tu día laboral. Conforme van pasando las horas, esa presión se va convirtiendo en un dolorcito que parece ramificarse desde tu espalda hasta el cuello, tan molesto que te pone de mal humor. Tienes poca energía para hacer tus tareas, todo te incomoda, parece que “no te calienta ni el Sol”. Al final del día, llegas a casa fastidiado de estar afuera, hambriento y, por si fuera poco, con una terrible migraña. Adolorido de la espalda y la cabeza, te tomas un analgésico e intentas dormir.

¿Esta historia te suena conocida? Apostamos a que sí. Pero no estás solo, casi el 85% de la población sufre de esta rutina dolorosa. Sonará a lugar común, pero la vorágine de la vida moderna nos ha llevado a un punto de desconexión con nuestro cuerpo que se nos hace más fácil hacer tolerables las dolencias que identificarlas y curarlas desde la raíz, todo por un afán de no dejar de ser productivo, de no dejar de cuidar a nuestras familias o porque simplemente creemos que “se nos pasará al otro día”.

El problema es que no “se pasa”, y en la mayoría de los casos el dolor de espalda sólo es una de las tantas manifestaciones encadenadas de un claro problema de salud que puede afectar no sólo a nuestro organismo biológico, sino a la mente y al estado emocional; y que, si no se atiende puede volverse grave o provocar daño irreversible.

Somos humanos no sólo por lo que sentimos físicamente, sino también por nuestras capacidades cognitivas y las reacciones emocionales que experimentamos día con día. Pero, además no vivimos cada uno de estos aspectos de manera separada, sino que los tres conforman un entramado que, si están en equilibrio, nos permitirán vivir al máximo.

Y, ¿cómo entra la quiropráctica integral en esta ecuación?

Si vivimos una experiencia ‘mala’ posiblemente tengamos suficientes herramientas, como la autoestima, para que esta experiencia nos sirva solo como aprendizaje, en cambio, si dicha experiencia es desastrosa, tal vez, esta se quede en nuestro sistema nervioso tan vívidamente que nos dé pavor pasar por dicho momento otra vez; todos hemos visto personas caminando cabizbajos, casi arrastrándose. Las emociones afectan nuestras posturas y nuestras posturas afectan nuestras emociones.

Es importante mencionar que no debemos esperar a tener un insoportable dolor de espalda para darnos cuenta de que podemos mejorar nuestros hábitos cotidianos o nuestra calidad de vida. La quiropráctica integral también se puede (y debe) aplicar como medida preventiva o como una simple alternativa de cuidado propio, que no sólo nos hará sentir bien físicamente, sino emocionalmente.

A todos nos gusta sentirnos apreciados y consentidos, sobre todo por nosotros mismos y cuando experimentamos esta sensación de autocuidado, de inversión de recursos en nuestra propia salud, aprendemos la importancia de priorizar los llamados de nuestro cuerpo, que en su instinto de conservación utiliza diversas “señales” para hacernos saber cuándo algo malo o algo sumamente gozoso está sucediendo.  Más allá de la práctica médica —que de por sí ya es muy valiosa— la quiropráctica integral tiene la gran ventaja de cubrir diversos aspectos del equilibrio personal, pues al tratar los síntomas de manera concatenada, los resultados también se conforman como una cadena de bienestar

En WellNOW contamos con especialistas comprometidos con la prevención y rehabilitación de tus sistemas nerviosos, muscular y esquelético. Creemos en la cultura del bienestar. Una consulta de valoración y un plan de tratamiento WellNOW pueden ser la diferencia en tu vida diaria. Atender padecimientos como la lumbalgia o la ciática forma parte de la construcción de una buena calidad de vida.

¡Vive Wellness, vive WellNOW!

 

Notas para enlaces:

Sino emocionalmente – https://wellnow.mx/equilibrio-de-chakras-ajuste-quiropractico/

2 comentarios en “No sólo es dolor de espalda. De qué hablamos cuando hablamos de quiropráctica integral.”

Deja un comentario

¿Como podemos apoyarte?